¿Quieres recetas fáciles en tu inbox?

¡Suscríbete al newsletter!
Notas Solteras

El síndrome del crítico de comida.

abril 22, 2018

Hay un tema que da urticaria y me jode los nervios.

Yo lo llamo síndrome del crítico de comida, pero ¿Qué es eso? Es la nueva ola de personas que se dedican a puntuar, dar estrellas o simplemente destruir restaurantes.

Algún tiempo pensé que quería ser crítica gastronómica, pero realmente lo que quería era expandir mi vocabulario y mi paladar para poder describir mejor mis experiencias, nada que ver con la parte de puntuar y calificar el trabajo de otros. 

Hoy en día todos los que tengan un smartphone tienen acceso a las redes sociales, gracias a esto solemos conectarnos con otras personas con los mismos gustos e intereses, o simplemente liberar nuestras ideas ante el mundo bajo el anonimato del internet.

Siempre he estado a favor de que las personas compartan lo que les guste sin importar lo que digan los demás. Lo malo es cuando usamos esa accesibilidad para hablar sin propiedad y/o destruir un negocio.  A muchos nos ha pasado que salimos a comer y que la atención no es buena o la comida no era lo que nos imaginamos, es ahí donde me pregunto: ¿Es realmente necesario que yo grite a los cuatro vientos lo mala que fue mi experiencia? ¿En qué ayuda esto al restaurante a mejorar? En que ayuda a mejorar mi experiencia?

Hoy en día hay gente con complejo de aristólogos, que creen que su opinión vale por sobre todas las demás y lamento decirles que no es así, el gusto es algo tan variado como hay gente en el mundo. Estos personajes nos han llevado al punto en el que los restauranteros y chefs no quieren a los blogueros, porque nos meten a todos en el mismo saco.

Esto me lleva a otro punto, ¿En base a qué exactamente están calificando? Creatividad? Técnica culinaria? Balance de sabores? Temperatura? Textura? Lograr tener la osadía de criticar un plato requiere mucho más que para uno sepa bien. Hay que tener conocimientos de técnica culinaria, del producto y un paladar entrenado para diferenciar capas de sabor.

Realmente necesitamos críticos gastronómicos regalando estrellas o necesitamos compartir las cosas positivas y engrandecer nuestra gastronomía?  

Entonces te propongo una forma de elevar tu opinión de la forma más positiva, al final todos de vez en cuando necesitamos escuchar en qué andamos cojeando para reordenar nuestras ideas y hacer las cosas de la mejor manera.

  1. Si tu plato no viene como lo pediste, solicita el cambio. Tu estas pagando por tener una buena experiencia, si no viene como lo pediste solicita el cambio. Una buena actitud al solicitarlo siempre queda bien.
  2. Dile al encargado que tu experiencia no fue buena y cuál fue la razón. Esto abarca muchas cosas, desde un mal servicio hasta un plato muy salado. Es super importante comunicarlo de forma cortés, aquí te pido un poco de empatía, no sabemos si al mesero lo trato mal otra mesa o si acaban de llamarle la atención, obvio esto no justifica que te hagan pasar un mal rato, pero siempre he pensado que diciendo las cosas de buena forma logramos más que exigiendo algo de forma grosera.
  3. Nunca te vayas de un lugar en el que tuviste una mala experiencia sin hablar con el encargado o dueño. Tener una mala experiencia y contarlo una semana después en redes sociales, no es la mejor forma de solucionarlo.  Hoy en día muchos lugares tercerizan el manejo de sus redes sociales, un Gestor de Redes Sociales probablemente no tendrá relevancia en la toma de decisiones y tu queja se perderá entre correos y chats tratando de comunicarse con el dueño o peor aún, será ignorada…

Hago esta nota de forma honesta, sin creer que soy una santa, pero tengo la experiencia de haber estado en los dos lados, en la cocina corriendo para entregar platos perfectos a tiempo y como comensal en los restaurantes.

Creo firmemente que Panamá no necesita críticos gastronómicos, sino comensales que comparten sus mejores experiencias y apoyen a los restaurantes con críticas constructivas, al final así ganamos todos, los restaurantes elevan su nivel y nosotros los comensales, tenemos más opciones buenas para disfrutar.

 

Al final, como todo esto es solo una opinión.
-Alex

También te puede gustar...

No hay comentarios

Deja un comentario